Aborto: los senadores que se oponen a la legalización evalúan reducir las penas

S1P5m8HnG_930x525__1

 

Al igual que hizo el grupo multipartidario de legisladoras -“Las sororas”- en Diputados, los senadores oficialistas en contra del proyecto de legalización del aborto buscan formar una mesa transversal para trabajar en una estrategia conjunta.

El martes, algunas de las principales voces que rechazan la interrupción voluntaria del embarazo tuvieron una primera reunión. Participaron la presidenta de la Cámara Alta, Gabriela Michetti, los senadores Federico Pinedo y Esteban Bullrich (del Pro) y Silvia Elías de Pérez (UCR). “Van a dialogar con otros senadores para sumar posturas”, aseguran en su entorno.

La idea no es ir por un dictamen de rechazo a todo, sino trabajar sobre la media sanción que llegó de Diputados y proponer cambios ligados a la despenalización, aunque eliminarían el título segundo del texto sancionado -el esencial- que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana catorce de gestación.

En un boceto apuntaron algunas ideas generales a tener en cuenta, como bajar las penas para las mujeres que se someten a un aborto ilegal y para los profesionales que los llevan a cabo -el Código Penal fija de uno a cuatro años- y avanzar en una despenalización “más moderna”, que permita considerar otros métodos de pena que no sea cumplir condena en la cárcel. Su aplicación, señalan, sería fijada por la Justicia.

Por otra parte, acuerdan con mantener el tercer título que garantiza y promueve políticas de salud sexual y reproductiva. Esa parte también establece la creación de una comisión bicameral de seguimiento y control de la aplicación de las leyes de educación sexual ya promulgadas.

Lo cierto es que cualquier modificación, significaría una vuelta del proyecto a la Cámara Baja, lo que dilataría el tratamiento.

Quienes están a favor de la legalización, entre ellos el jefe de la bancada peronista Miguel Angel Pichetto y de la de Cambiemos, Luis Naidenoff ya pidieron que el proyecto sea tratado a la brevedad. Pichetto envió una carta a la presidencia del Senado para pedir comenzar el debate en comisiones la semana próxima.

La mayoría de los que se pronunciaron en contra se niegan a un “trámite exprés”. Elías de Pérez insistió en reclamar “un debate profundo, en lugar de un trámite exprés, porque es un tema de vida o muerte”. La salteña, Cristina Fiore, también pidió no apurar a los legisladores. “De darse un tratamiento apresurado, estaremos frente a un claro retroceso democrático y estaríamos dándole la espalda a una porción importante de la sociedad argentina”, declaró. La radical Inés Brizuela y Doria solicitó “tomar un tiempo para poder generar alternativas”.

La atención ahora está puesta en qué comisiones se llevará adelante el debate del proyecto, que ingresó al Senado el martes. Pichetto, mediante una nota dirigida a la presidencia del Senado, solicitó que la comisión de Justicia y Asuntos Penales que preside su colega de bancada, Pedro Guastavino, conduzca las audiencias, secundada por Salud, que encabeza el radical Mario Fiad.

Michetti se mostró interesada en intervenir en los giros, que se concretarán el jueves. Según se estima, ella pediría que Salud sea la cabecera y que además de Justicia y Asuntos Penales, el dictamen sea tratado también en Asuntos Constitucionales, presidida por el peronista Dalmacio Mera, y Presupuesto, del macrista Esteban Bullrich.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: