Tiembla la obra pública por el recorte de fondos que traerá el ajuste

cc110618e004f15_crop1528678905098.jpg_258117318

 

Los ministros de Economía provinciales trabajan para tener preparados sus estados de situación. Los gobernadores se preparan para negociar. Los empresarios esperan un fuerte golpe en la ejecución. Todos están a la expectativa de saber cuál será el número final, pero ya dan por sentado que el entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) significará un recorte en los fondos para la obra pública rondarán los $ 90.000 millones, algo que paralizaría al sector.

Desde que Cambiemos cruzó el umbral de la Casa Rosada presentó a la obra pública como el pilar del modelo económico. Durante su primer presupuesto propio, el de 2017, aumento en más de 30% los fondos destinados para el sector. Sin embargo, para 2018 esto se revirtió y la suma se incrementó apenas 14%, lo que en términos reales significó un disminución teniendo en cuenta que la inflación y la suba de los costo. Y ahora quedará el presupuesto 2019 que llega con ajuste.

“Es un número que aún no tenemos, pero está claro que vamos a pelear para que la reducción no pase por acá”, explican en el entorno del ministro de Interior, Obras Públicas y Viviendas, Rogelio Frigerio.

Los empresarios nucleados en la Cámara Argentina de la Construcción se reunirán esta semana de urgencia para empezar a analizar el impacto que puede tener en el sector el recorte. “Nos dijeron (por el Ejecutivo) que van a buscar consenso con los gobernadores para bajar gastos corrientes, pero lo vemos poco probable y entonces van a venir por la obra pública y vamos a tener un fuerte golpe en la ejecución”, explicó a El Cronista un ejecutivo de una de las grandes constructoras.

Una de las opciones que está en estudio es avanzar con los contratos de Participación Público Privada (PPP).

“Tenemos 60 proyectos en carpeta y estos forman parte del PPP de proyectos a licitarse durante 2018 y 2019. Hay que tener en cuenta que el presupuesto 2018 contemplaba estos proyectos y es natural que dado el éxito de nuestro primer PPP que durante la preparación del presupuesto 2019 se evalúen nuevos proyectos a realizarse vía PPP”, explicó una alta fuente del ala económica del Gobierno.

Para los empresarios, los PPP “reemplazan muy poco” y para los gobernadores no soluciona porque “están concentrados en la provincia de Buenos Aires”.

“No hay datos, pero si el recorte que están pensando es en esos términos significa que desaparece la obra pública para el año que viene” explicó un ministro de hacienda de una de las provincias con mayor peso en la economía y la política nacional.

En el camino, ya algunos jefes de estados provinciales están negociando opciones para no frenar el desarrollo de las obras públicas que ya empiezan a menguar (un ejemplo de esto es Mar del Plata, donde ya anunciaron la postergación del Metrobus y la central nuclear Atucha III).

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, propuso hacerse cargo de la parte que le responde a la Nación y que la Casa Rosada repague más adelante. “Esto lo están estudiando, en otro contexto te lo negaban rápidamente”, explicó una fuente sanjuanina. Esta opción está siendo sondeada por la ofician de Frigerio con varios gobernadores.



Categorías:Economía

A %d blogueros les gusta esto: