El acuerdo con el FMI divide a gobernadores

not_924115_10_224333_m

Las diferencias de posturas y de reacciones entre los gobernadores de la oposición en relación con las medias del Gobierno nacional para hacer frente a la crisis económica volvió a profundizarse en las últimas horas, a partir del anuncio de los detalles del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Mientras varios mandatarios expresaron públicamente su acompañamiento y su confianza en el éxito de esa herramienta, gobernadores como el pampeano Carlos Verna, el santafesino Miguel Lifschitz (vía su ministro de Economía) y el formoseño Gildo Insfrán cuestionaron -con matices- la decisión de Mauricio Macri de recurrir a ese organismo de crédito internacional. De esta manera, cruzaron a sus pares Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Uñac (San Juan), Domingo Peppo (Chaco) y Sergio Bordet (Entre Ríos), quienes manifestaron públicamente su apoyo, con algunas reservas, al acuerdo.

El cuestionamiento de Verna zanjó todavía más las diferencias que mantiene con los jefes provinciales del peronismo de buen diálogo con la Casa Rosada. Por caso, a través de su cuenta de Twitter dijo que le da “vergüenza ajena” la posición que adoptaron sus pares del Partido Justicialista.

Agregó en ese posteo que un exdirector del FMI, al que no identifica, escribió que “la economía se va a desacelerar y a la gente le va a doler” y agregó que “los gobernadores peronistas que apoyan esto me dan vergüenza ajena”.

En la vereda de enfrente también se ubicó el socialista de Santa Fe, Lifschitz, quien a través de su ministro de Economía, Gonzalo Saglione, consideró que el acuerdo con el FMI “si bien es una buena noticia para el mercado, no será del todo positivo para la gente”.

Otro gobernador que se ubicó en la vía del medio es el cordobés, Juan Schiaretti. Señaló que esperaba que con esta medida “le acierten para que el pueblo argentino no tenga que pasar zozobra o sufrir turbulencias y pueda mejorar su vida”.

En el marco de una recorrida por la obra del cierre de anillo de Circunvalación de la ciudad de Córdoba, reiteró que desde el Gobierno de la Nación nunca le consultaron sobre ir al Fondo Monetario Internacional. “Yo no fui consultado ni para acudir al Fondo Monetario Internacional, ni en la negociación con el organismo”, afirmó Schiaretti.

Por otra parte, el gobernador cordobés sostuvo que para bajar el déficit fiscal el Estado nacional debe poner a todas las provincias en igualdad de condiciones.

“Esto significa que inmediatamente hay que traspasarle AySA (Agua y Saneamientos Argentinos) a Capital Federal y a la provincia de Buenos Aires, porque sólo presta servicios a la Capital y al conurbano bonaerense. Y también trasladar los gastos de los servicios de Justicia de la Capital Federal, que la pagamos todos los argentinos, a la propia jurisdicción de la Ciudad”, insistió Schiaretti.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: