Con ausencias, se reúne el peronismo para crear un virtual PJ paralelo

cc080618e010f14_crop1528422021839.jpg_258117318

Sin gobernadores, con el peronismo federal vaciándole el evento, el PJ intervenido de José Luis Gioja igual realizará hoy su Congreso Nacional, con el objetivo de crear un partido paralelo al que, al menos por ahora, está en manos del gastronómico Luis Barrionuevo. Uno de los temarios del cónclave, que se desarrollará en el microestadio del Club Ferrocarril Oeste, será la creación de una nueva Mesa de Acción Política, artilugio ya utilizado para reestructuraciones internas.

Al ser el único órgano partidario que no puede ser intervenido judicialmente, algo que Barrionuevo aprendió cuando el juez Ariel Lijo le negó ayer su pedido para cancelar el evento de hoy, la estrategia de la conducción apartada es sentar, periódicamente, a dirigentes justicialistas que serían seleccionados hoy en un virtual PJ blue. “Vamos a elaborar documentos sobre temas coyunturales para tener un partido más activo”, resumieron fuentes de este sector peronista. En otras palabras, como la organización del Congreso con sus 900 invitados demanda organización y dinero, el grupo de elegidos (uno debería ser el propio Gioja) será una conducción ad hoc.

Este es el Plan B del giojismo, en caso de que la intervención continúe. Casualmente, ayer, venció el plazo para presentar planteos de las partes, por lo que ya la Cámara Electoral ya tiene en sus manos la decisión final de a quién le corresponde manejar el partido.

También, hoy, el PJ paralelo buscará modificar su carta orgánica para adherirse a la Ley de Paridad. No así a la obligación de los congresales sean notificados por telegrama, cuando el Correo cobra por cada uno $ 1.200. Al ser 900, el mayor costo del evento (y sin la caja chica partidaria), se va en cursar invitaciones.

Distinta es la Mesa de Acción Política del Consejo del PJ. Antes de la aparición del gastronómico, por un fallo de María Romilda Servini, su presidente era Miguel Angel Pichetto. En base a los que confirmaron su presencia en Ferro, la del Congreso no será tan heterogénea en el basto universo peronista.

Gobernadores como el cordobés Juan Schiaretti y el salteño Juan Manuel Urtubey bajaron la orden de faltar a los congresales de sus provincias. Sólo irían el puntano y neocristinista Alberto Rodríguez Saá y el formoseño Gildo Insfrán, que es quien preside el Congreso

El más importante apoyo llegó del lado menos pensado: La Cámpora. “Es de vital importancia este encuentro de compañeros y compañeras con el objetivo de revalorizar el rol opositor del Partido frente al modelo de ajuste que lleva adelante Cambiemos”, afirmó en un comunicado.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: