Menem denunció a un club de golf por discriminación

Hace unos días estuvo en el Senado acompañando a su tío, Carlos Menem, en la presentación del libro del ex presidente. Y esta semana el ex diputado Adrián Menem pasó por el INADI, Instituto Nacional contra la Discriminación, por una denuncia contra un club de golf.

El caso es así. Menem denunció al Nordelta Golf Club porque quiso hacerse socio y luego de cumplir los requisitos pedidos su solicitud le fue rechazada.

El procedimiento de admisión, explicó al INADI donde la causa avanzó y está en etapa de mediación, se inició con un formulario, luego el abogado envió tres cartas de recomendación de socios del club y pasó la ‘investigación’ del postulante (por ejemplo se averigua si fue socio de otro club cómo fue su comportamiento).
Luego pasó la reunión con la comisión de admisión (dos personas de la comisión directiva con quienes se mantiene una conversación que según Menem fue “impecable”).

El último paso fue la publicación en cartelera durante 15 días de su nombre como aspirante para que los demás socios puedan oponerse o no al ingreso  (por ejemplo podría haber ocurrido algún inconveniente con algún socio).

Una vez transcurridas esas dos semanas, a Menem le avisaron que su postulación había sido rechazada. Según relató quiso conocer los motivos pero le respondieron que en la solicitud de admisión firmada por él aceptó que no le dieran explicación.

En la nota de rechazo se le indicó que podría volver a postularse dentro de seis meses pero que, si esa segunda postulación fuera rechazada  no podría volver a ingresar al club “ni como invitado”.

Menem, sobre la falta de explicaciones planteó que “es totalmente abusivo como muchas de las letras chicas de los contratos, no tienen sentido cuando son violatorias de la leyes vigentes “.

Adrián Menem no se dio por vencido y habría indagado en el club. Según contó al INADI, de los 400 socios, doce o 15 se habrían opuesto a su ingreso vía mail con el argumento de que su apellido es Menem. Incluso sin conocerlo, alega en el planteo a la institución. “Es Menem y me basta”, dijo que habría respondido un socio.

Por esa razón Menem, que es habitué en otros clubes y que incluso ha jugado como invitado en este que acaba de denunciar, se sintió discriminado y planteó el caso como discriminación por “portación de apellido”.

Eso sí, sintió que en INADI recibía “una atención excelente”.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: