El Gobierno redujo un tercio los ATN para cubrir emergencias de gobernadores

El Gobierno nacional redujo un tercio la cantidad de fondos destinados para desequilibrios en las cuentas públicas de las provincias y para casos de emergencia. Se trata de los envíos de Aportes del Tesoro Nacional, que en 2017 fueron en total 3.171 millones de pesos, 32,8% menos que el año anterior. Este año, admiten desde la Casa Rosada, el recorte será incluso mayor, ya que hay presupuestados hasta 2.000 millones de pesos.

Este tipo de envíos, que históricamente fueron observados como los giros más “discrecionales” dentro de los fondos no automáticos, también sufrió cambios por el rebalanceo de la relación financiera entre la Nación y las provincias. Muy pocas gobernadores fueron los que percibieron más ATN en la comparación con 2016 y en esos casos generalmente se trata de provincias cuya situación financiera empeoró, por lo que necesitaron mayores auxilios nacionales. Con los datos publicados en distintos informes oficiales, BAE Negocios pudo reconstruir que solo Jujuy, Chubut, Corrientes, Río Negro, San Juan, Santa Cruz y Santiago del Estero tuvieron variaciones positivas de reparto de ATN.

Los casos de Jujuy, Chubut, Río Negro y Santa Cruz responden a que sus cuentas fiscales registran déficits. Y una de las funciones de los ATN es tapar agujeros urgentes en los gastos corrientes, como el pago de salarios de la administración pública. Hace dos semanas el Gobierno salió a auxiliar a financieramente a Entre Ríos y Chubut, dos provincias con graves desequilibrios fiscales para afrontar gastos de las próximas semanas. La provincia patagónica tiene actualmente el déficit financiero más profundo en términos nominales de todo el país, de acuerdo a datos del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal. El rojo financiero llegó a fines de 2017 a 5.684 millones de pesos, mientras que en Entre Rios es de 3.109 millones. El gobernador chubutense, Mariano Arcioni, incluso, se reunió con el ministro Rogelio Frigerio para asegurarse un salvataje que le permita pagar los aguinaldos estatales a mitad de año.

El resto de las administraciones recibieron menos y el recorte más notorio fue el de Buenos Aires, que se redujo más de 60%. La administración que encabeza María Eugenia Vidal, de todas formas, fue la más favorecida por los fondos de la Nación para cubrir gastos corrientes, ya que entre 2016 y 2017 recibió el 55% del total girado a provincias, algo que, explican en la Casa Rosada, no debería pasar este año tras la plata que recibirá Buenos Aires con la firma del Consenso Fiscal. Respecto a los ATN, desde el Ministerio del Interior, que administra esa partida que se alimental de 1% de la coparticipación total, admitieron que “va a haber cada vez menos fondos para emergencias financieras o climáticas. En el Consenso Fiscal acordamos que una parte importante de esos fondos se coparticipe con las provincias, por lo que este año no se van a repartir más de 2.000 millones de pesos”.



Categorías:Economía

A %d blogueros les gusta esto: