El PJ impulsa en el Senado la protección al sector vitivinícola

El partido Justicialista a través del interbloque Argentina Federal que lidera Omar Félix emitió un comunicado en defensa del sector vitivinícola por la intención de determinados sectores de impulsar al Gobierno a reducir nuevamente el impuesto interno a la cerveza que implica desconocer los acuerdos básicos alcanzados por las distintas fuerzas en el Congreso.

Comunicado

La actividad vitivinícola en la Argentina es de suma importancia para el desarrollo de nuestra economía, no sólo por la cantidad de hectáreas cultivadas -223.994 ha -, la cantidad de bodegas en plena elaboración de vino y mosto – 881 bodegas -, o el nivel de elaboración de vinos -11.821.108 hectolitros para el año 2017- sino porque la tecnología implementada por el sector y la capacitación de los recursos humanos afectados, nos pone a la vanguardia a nivel mundial y hace de nuestro país un imán para las inversiones extranjeras.

La actividad es un fiel reflejo del espíritu federal de nuestro país. Si bien las principales bodegas se concentran en la región de Cuyo – fundamentalmente en Mendoza, San Juan, Salta y La Rioja – en los últimos años el desarrollo del sector ha llegado a un sin número de provincias: Río Negro, Catamarca, Neuquén, Córdoba, La Pampa, Chubut, Entre Ríos, Jujuy, San Luis y Misiones.

A pesar de todas las virtudes con las que el sector cuenta, el contexto actual internacional, la apertura comercial de otros países – como Chile, Sudáfrica y Australia – y las cuestiones internas que le quitan competitividad al sector en nuestro país, como los costos logísticos y el elevado costo financiero, hacen cada vez más complejo el desarrollo exportador del sector.

Según los números oficiales publicados por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), el volumen acumulado exportado durante el año 2017 fue de 2.689.415 hl, un 20,2 % inferior con relación al año anterior. Por su parte, el ingreso de divisas fue de USD 876.988.000 dólares, un 6,5% menor al año anterior.

En virtud de esta situación fue que con una visión federal, y en el entendimiento de la necesidad de dar un marco tributario que acompañe el desarrollo del sector, en la reciente reforma tributaria – Ley

27.430- acordamos de manera responsable, y con un alto grado de consensos por parte del oficialismo y la oposición, establecer una estructura tributaria eficiente a la actividad para fortalecer el mercado interno y potenciar el sector externo que consistía de dos pilares:

(1) Dejar sin efecto la propuesta del Poder Ejecutivo Nacional de gravar con impuestos internos al vino, y;

(2) Mantener el impuesto interno a las cervezas, con dos elementos a favor de este sector: (a) reduciendo el 17% previsto en el proyecto original al 14%, y; (b) para el caso de las artesanales, el gravamen se mantuvo en un 8%.

Claramente, la intención de determinados sectores de impulsar al Poder Ejecutivo a reducir nuevamente el impuesto interno a la cerveza y, de esta manera, tornar abstracta la competitividad otorgada por el parlamento al sector vitivinícola, implica desconocer los acuerdos básicos alcanzados por las distintas fuerzas en el Congreso.

Desde nuestro Bloque Justicialista en el Senado – Interbloque Argentina Federal – implementaremos las medidas necesarias para que se respete la letra de la Ley recientemente aprobada y se mantenga la certeza respecto a la estructura tributaria otorgada hace menos de tres meses al sector vitivinícola.

Asimismo, y de manera complementaria, impulsaremos un proyecto de Ley para dotar de mayor competitividad al sector y a todos los exportadores vinculados a las economías regionales.

El proyecto que impulsaremos y discutiremos con todos los sectores consiste en automatizar la devolución del IVA crédito fiscal y de los reintegros y/o reembolsos para las Pymes que exportan, proponiéndose devolver de manera automática a las 48 hs de interpuesta la solicitud de devolución por parte del exportador.

La medida claramente implicará un alivio financiero para las Pymes exportadoras y las economías regionales. Por otro lado, la propuesta no tiene costo fiscal para el Tesoro ni afectará la coparticipación de las Provincias, dado que sólo tiene implicancias financieras por el simple hecho de que se agilizan los plazos de devolución.

La actividad parlamentaria y las leyes sancionadas por el Congreso deben ser aceptadas y respetadas por el resto de los Poderes del Estado, máxime en el caso de leyes que han sido acordadas con el máximo nivel de consenso posible



Categorías:Economía

A %d blogueros les gusta esto: