El bloque de los gobernadores negocia eliminar el megadecreto para marcarle la cancha a Macri

5aa0bc7f8d1d9_660_360!

El interbloque de diputados Argentina Federal, identificado con los gobernadores, evalúa aliarse al kirchnerismo y eliminar el megadecreto de Mauricio Macri en la misma sesión que trate las tres leyes con el mismo contenido presentadas por Cambiemos.

Estos proyectos fueron la herramienta ideada por Emilio Monzó para calmar la furia de la bancada conducida por el salteño Pablo Kosiner, quien votó en contra del voluptuoso DNU en la bicameral pero Macri podrá aplicarlo mientras ambas Cámaras no lo rechacen en el recinto.

Los diputados de esa fuerza quieren ayudar a dar el primer paso, si es posible, en la misma sesión que trate las tres leyes parche, que comenzaron a debatirse en comisión este miércoles.

Diputados empezó a tratar los tres proyectos presentados por Cambiemos con el mismo contenido que el megadecreto. Los aliados de los gobernadores sólo lo tratarían si pueden eliminar el DNU en la misma sesión. Para Cambiemos es un riesgo alto.

Sus 34 votos, los 64 del FpV-PJ (kirchnerismo), los 17 del Frente Renovador, los 5 del Evita, los 4 puntanos, los 3 de la izquierda y los monobloques peronistas garantizan una mayoría simple contra Cambiemos.

Claro que nada cambiará si el Senado no repite la conducta, poco probable mientras Miguel Pichetto sostenga su conducta dialoguista marca registrada. Pero una caída en Diputados sería un golpe bajo a Macri y a su vocación de gobernar por DNU.

Mientras tanto, Francisco Cabrera y el secretario legal y técnico Pablo Clusellas, defendieron el megadecreto en doble turno.

Por la mañana, en un plenario de comisiones de Pymes, Finanzas y Legislación General, el ministro de Producción elogió las desregulaciones financieras, entre ellas la que autoriza embargos a cuentas sueldos, sólo en caso de registrar un excedente a tres haberes en las cajas de ahorro.

“Es la única manera para que puedan acceder a un crédito”, se defendió Cabrera. “El embargo sobre la cuenta sueldo nunca estuvo claro y aquí establecemos los criterios para permitir que puedan acceder al crédito”, aportó el director del Banco Central, Horacio Liendo.

“Los trabajadores ya están sobre endeudados y gran parte de los trabajadores provinciales y municipales está por debajo del mínimo, por lo cual la mayoría paga el mínimo de la tarjeta y con esta medida vamos a meter en un lío a la gente que ya está endeudada”, respondió el massista Daniel Arroyo.

A la tarde, Clusellas abordó el tema más polémico del DNU, también replicado en uno de los proyecto de ley: la habilitación al Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) para operar libremente en el mercado de financieros y crear fideicomisos.

“Las operaciones financieras están fuera del régimen de compra y los fideicomisos son un vehículo necesario”, la defendió el secretario.

Y se preocupó en recordar que el FGS no pierde su rol de fondo de contingencia. “Pero las operaciones financieras tienen otro riesgo y no sabemos quién se hará cargo”, diferenció Mirta Tundis, del Frente Renovador.

“Si no sale la ley, de enero a esta parte ¿Ya se crearon fideicomisos? Podrían hacerlo, porque el decreto está vigente. Si es así, ¿Quiénes los administran? ¿Cuánto pagamos de comisión?”, se preguntó la kirchnerista Luana Volnovich.

Menos críticas generaron la promoción de la firma digital, la aplicación de la Agencia de Administración de Bienes y la opción de la Unidad de Información Financiera (UIF) de darle información a los jueces.

“Lo único que hizo este organismo es proteger a los funcionarios”, protestó el kirchnerista Martín Doñate.

Cambiemos aspira a tratar estos proyectos el 21 de marzo pero, justamente, los límites del FGS pueden complicar todo.

El oficialismo no puede permitir que en una misma tarde se vote en contra del DNU y se apruebe una ley que ya no sea idéntica. Si prospera esa idea en toda la oposición, deberá mantener el recinto cerrado. Como hizo todo el año.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: