El Gobierno dividió a gremios docentes nacionales pero no calló reclamos por paritarias

A un mes de que comiencen las clases, la primera discusión docente del año empezó con ausentes y reclamos. El Gobierno convocó ayer a los sindicatos a una mesa de discusión del convenio colectivo luego de la firma del decreto presidencial que dio por terminada la paritaria nacional y sacó poder a los gremios, en especial a Ctera.

No hubo discusión de salarios pero se logró avanzar en otros temas, como materiales y el fondo compensador. El peligro de que no comiences las clases siempre está latente, pero el Gobierno busca limar diferencias con estos encuentros y llegar a marzo sin conflicto.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, confirmó el pago mensual de una mejora de 210 pesos por material didáctico además de lo previsto en el Fondo Nacional de Incentivo Docente. Antes se pagaba sólo por 10 meses. También se ratificó la continuidad del Fondo Compensador Docente.

“Más allá de diferencias, podemos trabajar sin descuidar la escolaridad de los chicos”

Los tres gremios presentes en la audiencia – la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), y la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (Amet)- plantearon la necesitad de volver a una negociación salarial. El 17 de enero había salido publicado en el Boletín Oficial el decreto 52/2018 que confirmó el fin de una paritaria nacional docente fijada por la Ley Nº 26.075 de Financiamiento Educativo. Para el Ejecutivo, el salario docente -fijado también por un decreto- no podrá ser inferior al 20% por encima del salario mínimo vital y móvil vigente. Con estas disposiciones, la Casa Rosada dejó en claro que no hay ninguna posibilidad de una discusión salarial a nivel nacional. Las negociaciones salariales se saldarán provincia por provincia, tal como se instrumentó el año pasado.

Ayer se sentaron a la mesa autoridades del Ministerio de Educación con representantes gremiales de CEA, Amet y UDA en el Palacio Sarmiento, sede de la cartera. La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) no entró al encuentro y entregó una carta fijando su posición. Se trata del sindicato de mayor extensión nacional por la cantidad de docentes. Casi el 50% del millón de maestros está afiliado a este gremio. La titular, Sonia Alesso, denunció que el Ejecutivo “sólo busca que se le ponga un techo a la discusión salarial” y advirtió que “un decreto es de menor rango que una ley”.

La Casa Rosada dejó en claro que no hay ninguna chance de una discusión salarial a nivel nacional

Al finalizar la reunión, Finocchiaro valoró discutir y debatir con los gremios “en un ambiente de sensatez”, y destacó que no se puede estar “siempre sometidos a la permanente lógica intimidatoria de que no empiecen las clases”. “Hoy demostramos que, más allá de las diferencias, podemos trabajar sin descuidar la escolaridad de los chicos”, explicó el funcionario.

La convocatoria a la mesa de diálogo fue anunciada luego de que se viralizara un video donde un grupo de docentes de Suteba reclamó a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que se avance en la discusión salarial, y ella reaccionó en forma despectiva. En la provincia todavía no se sentaron a discutir salarios.



Categorías:Sociedad

A %d blogueros les gusta esto: