Crisis en la industria azucarera: despidos, cierres de fábricas y achicamientos de plantas

La crisis en el sector azucarero llevó a que cierre el ingenio más antiguo del país: el legendario San Isidro fundado en 1760. El sector es azotado también por los despidos en El Tabacal, Ledesma y La Esperanza. Sólo en el último mes hubo 941 trabajadores echados debido a los achicamientos de planta y los cierres de crisis. Hasta el momento, los problemas afectan a las economías regionales de Salta y Jujuy, pero los gremios temen que comience a impactar sobre Tucumán.

Tras haber anunciado el cese de actividades con un cartel en la puerta, el grupo Gloria –propietario del Ingenio San Isidro- presentó un Procedimiento Preventivo de Crisis para ratificar el cierre en el Ministerio de Trabajo. Deja 730 empleados en la calle y el temor en la zona de convertirse en pueblo fantasma.

El grupo Gloria pertenece a capitales peruanos que informaron que se retirarán del mercado productivo de la azúcar en la Argentina, aunque no dieron a conocer los motivos de la decisión.

Este ingenio contaba con 11.000 hectáreas de tierras, de las cuales 3500 hectáreas se encontraban destinadas a la producción de caña de azúcar, y el resto eran bosques naturales y tierras aptas para el desarrollo de proyectos ganaderos.

Despidos y protestas El Tabacal

La empresa El Tabacal Agroindustria despidió de su planta en Orán, Salta, a 181 personas, de las cuales 164 estaban dentro de convenio y 17, fuera. Los empleados y familiares de cesanteados marcharon el jueves en forma pacífica hacia el acceso sur de la localidad de Hipólito Yrigoyen, donde volvieron a cortar la ruta pidiendo a la empresa Tabacal la reincorporación.

A través de un comunicado, la compañía –que emplea a 1700 personas- aseguró que fue perjudicada por el gobierno nacional, el de Salta y el Ministerio de Energía que causaron pérdidas de 800.000.000 de pesos.

En la última semana el ingenio Ledesma, productor de azúcar y de papel, despidió a 30 trabajadores de forma repentina. En diálogo con El Destape, Rafael Vargas, secretario general del sindicato azucarero en Ledesma, afirmó que la empresa utilizó además un mecanismo mafioso de extorsión: si no bajan los costos laborales, puede haber nuevos despidos.

La extorsión quedó registrada en un comunicado que la propia empresa firmó y que le envió a los trabajadores. “El gobierno les pone la Gendarmería, el ministerio de Trabajo y la Infantería para aplicar un plan de ajuste. Nosotros somos unidos y luchamos. Ese es el conflicto”, afirmó Vargas.

La Esperanza se quedó sin fin de año

Antes de la navidad, 400 trabajadores fueron despedidos en el Ingenio La Esperanza de San Pedro, Jujuy. El ministro de la Producción, Juan Carlos Abud Robles, anunció la venta del Ing. La Esperanza al grupo Omega Energy.

El 20 de diciembre, la policía reprimió a los trabajadores de La Esperanza que estaban reclamando por las malas condiciones laborales y los despidos. Además de detener a los empleados, encarcelaron al periodista Oscar Delgado continua detenido en Jujuy por filmar la represión en el Ingenio La Esperanza. Por los disparos con bala de goma de la policía causaron decenas de heridos.



Categorías:Economía

A %d blogueros les gusta esto: