El déficit comercial con Brasil aumentó en enero 34% interanual

El déficit comercial con Brasil fue en enero de US$ 478 millones, un 34% mayor al del mismo mes del año pasado, debido a que las importaciones crecieron un 16,4% y las exportaciones un 6,9 %, destacó hoy un informe de la consultora Ecolatina.

En base a la información que el Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil que se da a conocer habitualmente el primer día hábil de cada mes, las exportaciones revirtieron en enero la tendencia bajista del último bimestre de 2017, un dato “alentador” para Ecolatina, ya que “la base de comparación era elevada# porque “”en enero de 2017 las ventas a Brasil habían trepado casi 40%”.

“Sin embargo -continuó-, esta mejora queda relativizada al compararlo con la performance de sus importaciones totales”

El alza de las exportaciones argentinas se explica por mayores envíos de automóviles, autopartes, combustibles, trigo en grano y polímeros plásticos.

Por otro lado, el crecimiento de las importaciones desde Brasil continúa en alza, “aunque ralentiza su crecimiento respecto al acumulado del año pasado (+31,3% i.a.)”, indicó la consultora, que señaló “el importante ingreso al mercado local de vehículos de pasajeros, de carga, maquinaria agrícola, autopartes y combustibles”.

“Del mismo modo, están creciendo con fuerza las compras a Brasil de mineral de hierro, productos derivados de aluminio para la producción manufacturera y la construcción”.

El flujo de comercio bilateral (suma de exportaciones e importaciones) con nuestro principal socio comercial, alcanzó US$ 1.932 millones en enero, con un incremento de 13% respecto al mismo mes del año pasado.

Según Ecolatina, “los datos del intercambio bilateral con Brasil del primer mes del año dan cuenta de que la tendencia que se registró en 2017, continuará este año”, aunque “la dinámica de compra y venta con nuestro principal socio comercial puede ser algo distinta”.

En ese sentido, precisó que “la recuperación de la economía brasileña permitirá que nuestras exportaciones a este destino comiencen a repuntar, y si bien las importaciones probablemente crecerán con fuerza, lo harán a un menor ritmo respecto de 2017 (tienen una base de comparación más alta)”.

“De esta forma, el déficit comercial continuará profundizándose en términos nominales pero es probable que al medirlo como porcentaje del PBI se mantenga en valores similares a los registrados el año pasado (-1,3% del PBI)”, finalizó.



Categorías:Economía

A %d blogueros les gusta esto: