A partir de este jueves comienzan a regir los primeros aumentos del año en los boletos de colectivos y trenes. El boleto más caro de colectivo pasará a costar 9,50 pesos y el de tren, 8 pesos. Junto a las nuevas tarifas entrará en vigencia el boletomultimodal, denominado Red SUBE, que permitirá que quienes realicen combinaciones de transporte obtengan descuentos después del primer viaje. En febrero también aumentarán casi un 30 por ciento las tarifas de luz y las prepagas volverán a subir sus cuotas en un 4 por ciento. Además, en abril habrá otro incremento del gas, un fuerte aumento en el pasaje de subte y seguirá el ajuste en colectivos y trenes.

De acuerdo al cuadro tarifario que regirá desde mañana, el boleto mínimo de colectivo, que aplica para viajes de hasta 3 kilómetros, pasará de 6 a 8 pesos, una suba de 33,3 por ciento. En el tramo de 3 a 6 kilómetros, el boleto subirá de 6,25 a8,25. El pasaje de 6,5 pesos pasa a 8,5 y el de 6,75, a 9 pesos. El boleto que permite viajar más de 30 kilómetros sube de 7 a 9,5 pesos. Se trata del primero de los tres aumentos que alcanzará al transporte durante 2018. En junio, el recorrido más corto escalará hasta los 10 pesos, un avance del 66,6 por ciento frente a los 6 pesos actuales. En el caso de los ferrocarriles, los ajustes dependen del ramal. En las líneas Sarmiento, Mitre y San Martín, por ejemplo, el recorrido más corto pasará de4 a 5,50 pesos en febrero, 6,25 en abril y 6,75 pesos en junio, 68,7 por ciento más. En las líneas Belgrano Sur y Roca, el boleto mínimo de 2 pesos pasará a 2,75 y la siguiente sección subirá de 3 a 4 pesos.

En paralelo al aumento, desde mañana comienza a regir el nuevo sistema denominado Red SUBE, que integra colectivos, trenes y subtes del Área Metropolitana de Buenos Aires, para ofrecer descuentos a quienes realizan una o más combinaciones. El descuento se aplicará de forma automática con la tarjeta SUBE al momento del viaje. En un lapso de dos horas se podrán hacer hasta cinco combinaciones de transporte. En el primer viaje se pagará el valor total del pasaje, en el segundo la mitad y a partir del tercero, un 25 por ciento. Al momento del transbordo los pasajeros deberán solicitar la tarifa habitual y el sistema SUBE realizará un reintegro automático. De todas maneras, el beneficio no será generalizado ya que de acuerdo a los datos oficiales, menos del 20 por ciento de los viajes diarios utilizan más de un medio de transporte para alcanzar el destino final.

En el caso del subte, como todavía resta la realización de la audiencia pública a cargo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el pasaje recién subirá en abril. Legará a 11 pesos y a partir de junio alcanzará los 12,5 pesos, para computar una escalada del 66,7 por ciento a mediados de año.

Este mes también aumentarán las tarifas de luz, con subas de entre el 18 y 28 por ciento según el nivel de consumo. En la zona metropolitana, concesionada a las distribuidoras Edenor y Edesur, los aumentos serán del 18 por ciento para el 90 por ciento de los usuarios y del 28 por ciento para el 10 por ciento restante. Este nuevo aumento se suma al acumulado desde diciembre de 2015, que osciló entre un 800 y 1200 por ciento.

“Estamos pagando la luz más cara, con el agravante de no tener servicio. Hubo un incremento del 66 por ciento en cortes de energía y siniestros relacionados con Edesur y Edenor. El gobierno fracasó desde el punto de vista de los habitantes y del consumidor. Las beneficiadas fueron las empresas, que obtuvieron ganancias por 7400 millones de dólares sin poner un solo peso”, advirtió Osvaldo Bassano, presidente de la Asociación de Defensa de Derechos de Usuarios y Consumidores (Adduc).

Por su parte, las empresas de medicina prepaga aplicarán un aumento del 4 por ciento en los valores de sus cuotas. El ajuste se montará sobre el alza de 31,3 desplegadas en 2017, suba que llega al 96 por ciento desde que Mauricio Macriasumió la presidencia. Las prepagas argumentan que el incremento de febrero es para cubrir la activación de la cláusula gatillo de la paritaria de Sanidad. También los peajes de la Autopista Ricchieri suben a fines de febrero, confirmó ayer la dirección Nacional de Vialidad. En la nueva franja horaria “Valle” la tarifa será de 20 pesos para autos y 28 para camiones. En el horario “Congestión”, será de 25 pesos para los autos y desde 33 pesos para camiones. En “Hora Pico” la tarifa para los usuarios de automóviles pasará de 15 a 20 pesos y los camiones abonarán 28 pesos. En todos los casos hay descuentos con la opción de TelePASE.

La catarata de aumentos tendrá impacto no sólo en los bolsillos sino también en los índices de inflación, lo cual complica de entrada el cumplimiento de la meta de inflación anual que puso del Banco Central, del 15 por ciento. Según las estimaciones de las consultoras, el avance de los precios podría ubicarse entre 2,5 y 3,0 por ciento en febrero, empujado por el transporte.