A partir del jueves regirán los nuevos tarifazos al transporte y luz

“La inflación es algo simple de resolver”, había dicho Mauricio Macri durante la campaña presidencial del 2015. Sin embargo, a dos años de Gobierno, el alza de precios no fue resuelta y no logran cumplir con las metas propuestas. En 2017, por ejemplo, la inflación superó casi en 8 puntos lo pautado por el Banco Central para ese año y para 2018 el Gobierno cambió la meta de un día para el otro, aumentándola del 10 al 15%. En medio de un contexto inflacionario, los tarifazos presionan el índice y lo elevan. Febrero será el primer mes del año que reflejará esta situación con fuertes tarifazos en áreas muy sensibles, como el transporte público y la luz, que ya sufrió una suba en diciembre del año pasado. En el caso del transporte, a partir del próximo jueves 1 de febrero, el boleto mínimo de colectivo en el AMBA pasará de $ 6 a $ 8 desde el 1 de febrero, a $ 9 desde abril y a $ 10 en junio. Concluido ese proceso, el porcentaje final de suba será de 66,7%. En tanto, los subtes también subirán a $ 11 en abril y a $ 12,5 en junio. Por otro lado, los trenes que hoy cuestan $ 2 (Líneas Roca, Belgrano Sur, Belgrano Norte y Urquiza) subirán a $ 2,75 y luego 25 centavos en abril y otros 25 en junio. Los que en la actualidad se cobran $ 4 (Mitre, Sarmiento y San Martín) pasarán a $ 5,50 y luego subirán 75 centavos en abril y 75 más en junio. En este caso, los incrementos van desde el 62,5% hasta 69,75%, respectivamente. Según el plan diseñado por el Gobierno, se implementará una “Red SUBE”, mediante la cual los usuarios que realicen más de dos viajes en un lapso de dos horas, tendrán descuentos del 50% en el segundo transporte y del 75% en el tercero. Por otro lado, la factura de la luz en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano que ya aumentó un 41/42% en diciembre, volverá a subir un 18% en febrero. Actualmente, casi 4 de cada 10 hogares consumen un promedio de entre 150 kW/h y 300 kW/h. En noviembre, pagaban $ 390 mensuales, desde diciembre estarán desembolsando $ 546 cada 30 días, y en febrero, esa misma factura costará alrededor de $ 647. De este modo, el aumento es del 65%. Pero no son las únicas subas, ya que el combustible aumentó nuevamente la semana pasada, lo que se traslada de manera directa a los precios en las góndolas, y la medicina prepaga volverá a subir un 4% a partir de febrero.



Categorías:Economía, Uncategorized

A %d blogueros les gusta esto: