Senado intenta destrabar hoy pack fiscal y cálculo jubilatorio

Cambiemos y el PJ “racional” buscarán destrabar hoy en el Senado el pack fiscal (consenso y ley de responsabilidad acordadas con gobernadores) y la nueva fórmula para calcular las actualizaciones en los haberes previsionales. Además, el combo de proyectos acordado ayer incluye un esfuerzo para sancionar la nueva norma de Mercado de Capitales, ahora denominada de “Financiamiento Productivo”.

Tras la reunión de Labor Parlamentaria que realizaron en la tarde de ayer los principales jefes de bloque, el foco de atención quedó direccionado en el pack fiscal que avalaron 22 provincias y la ciudad de Buenos Aires -resta San Luis- y el cambio en la fórmula de actualización jubilatoria, que tras una modificación del PJ al cálculo propuesto por el Ejecutivo quedaría establecida en un 70% en los vaivenes de inflación, y el 30% restante por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

Los tres proyectos, que lograron dictámenes de mayoría el jueves pasado, deberán ser habilitados con dos tercios de los votos, aunque senadores pusieron en duda la fijación estricta de ese tiempo que impone el artículo 57 del reglamento de la cámara, que asegura que ningún despacho “será incluido en el plan de labor si no cuenta al menos con siete días corridos desde la fecha de distribución”.

Sin embargo, y mientras la lupa apuntaba hacia esos temas -la marcha que hará el moyanismo y movimientos en su mayoría kirchneristas-, los senadores cranearon para la sesión de hoy otras cuestiones de relevancia. Por caso, podría sancionarse la nueva ley de Mercado de Capitales que aprobó Diputados el miércoles pasado. Una hora antes del encuentro en el recinto -pactado para las 15-, el proyecto será analizado en la comisión de Economía Nacional e Inversión.

También aparecen en el temario la renuncia del senador y gobernador electo por Santiago del Estero Gerardo Zamora; los pliegos del juez federal de Córdoba Ricardo Bustos Fierro y del camarista Eduardo Zannoni para que continúen por cinco años más en sus cargos (tienen 75 años y necesitan nuevo aval, tras el decreto del Ejecutivo que fija límite de edad); y el impulso a la industria naval y la Marina Mercante, al extender por diez años los beneficios tributarios.

En la agenda además se acordó debatir y votar el permiso para que el presidente pueda salir del país en 2018; las designaciones de representantes parlamentarios en el Comité contra la Tortura; y el rechazo al DNU que crea la Agencia Nacional de Discapacidad. Sobre el último punto, sería la primera vez que una cámara del Congreso rechaza un decreto desde su instrumentación, aunque deberá contar con la negativa de Diputados para que pierda su vigencia.

Tras la reunión de Labor Parlamentaria, el bloque FpV-PJ que comanda el delegado premium de los gobernadores justicialistas, Miguel Pichetto, se juntó para una nueva catarsis, a horas de la jura de Cristina de Kirchner -recién estará activa el 10 de diciembre, con el recambio parlamentario-, y con parte de la bancada con melancolía camporista por el regreso a la política de la expresidente.

La exjefa de Estado cuenta con una porción menor de ese bloque -deberá separarse-, viene de una derrota en Buenos Aires contra Esteban Bullrich y no pudo aportar peso a la definición del PJ bonaerense. De allí la importancia de la melancolía camporista en el Senado para mantener, aunque sea, una pequeña dosis de poder de daño.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: