El obispo de La Rioja animó a ser una diócesis auténticamente misionera

30515

El obispo de La Rioja, monseñor Marcelo Colombo, animó a vivir y celebrar en octubre el Mes de las Misiones, al destacar que “la Iglesia ‘en salida’ que nos propone el papa Francisco tiene ante sí el amplio horizonte de la misión como parte de su identidad misionera”.

“Nuevas y antiguas periferias existenciales siguen reclamando la visita cristiana que las reconozca como integrante necesaria de la mies del Señor”, sostuvo en una carta pastoral.

El prelado valoró que “en estos años he visto en muchas de nuestras comunidades una verdadera perspectiva misionera en la celebración de sus novenas patronales” y expresó su alegría de que “los barrios más alejados son integrados en una visita misionera del santo patrono que sale a convocar a los vecinos que pueden quedar aislados en la distancia o por problemas de salud”.

“También nos llena de esperanza la visita de grupos misioneros que, en estrecha comunión pastoral con la comunidad visitada, refuerzan las actividades evangelizadoras ordinarias con unos días compartidos en clima de fiesta y fraternal convivencia. Y merece un especial recuerdo la IAM (infancia y adolescencia misionera) cuyos grupos alegran la vitalidad testimonial de nuestras comunidades”, agregó.

Monseñor Colombo también detalló algunos aspectos de la celebración del Mes de las Misiones en su dimensión nacional y diocesana. En este sentido, recordó que la Jornada Mundial de las Misiones se celebrará en el país el segundo domingo de octubre y que ese día tendrá lugar “una reflexión misionera que se extiende a todas las diócesis, parroquias y comunidades”.

Asimismo, destacó que el papa Francisco en un mensaje para la ocasión “anima a formar comunidades dispuestas a ‘salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio”.

“La colecta misionera (de los días 7 y 8 de octubre) que busca contribuir a la actividad evangelizadora más allá de las fronteras, es una expresión que concreta nuestra preocupación misionera y asegura la solidaridad de nuestra participación. Se trata de una colecta imperada que todas las parroquias deben remitir al obispado para su reenvío a Obras Misionales Pontificias”, puntualizó.

Monseñor Colombo recordó, además, que del 18 al 20 de noviembre se realizará en Neuquén el V Congreso Misionero Nacional, con el lema: “Argentina en misión, el Evangelio es alegría”, una convocatoria que consideró “nos llena de esperanza”.

“Que podamos ser una diócesis auténticamente misionera. Que no temamos salir de nosotros e ir al encuentro de los hermanos para llevarles la alegría del Evangelio”, concluyó.



Categorías:Sociedad

A %d blogueros les gusta esto: