Cumbre peronista, sin Massa ni los K, para definir una posición común para la negociación del Presupuesto 2018

Tras las elecciones gobernadores y legisladores pondrán en marcha el rearmado del peronismo Noticias Parlamentario(2)

Sin delegados K ni massistas en la mesa, el peronismo montó una cumbre-ensayo para que senadores, diputados y gobernadores empiecen a definir una posición común a la hora de negociar con la Casa Rosada el Presupuesto nacional de 2018.

Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque del PJ del Senado y el portavoz más activo contra Cristina Kirchner, dispuso su oficina en la Cámara Alta para la juntada. Estuvieron el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, el ex mandatario de Tucumán, y actual legislador José Alperovich, el candidato de CUMPLIR Juan Manuel Abal Medina y, entre otros, el diputado salteño Pablo Kosiner, hombre fuerte de Juan Manuel Urtubey en el Congreso.

También participaron Oscar Romero, jefe del Bloque Justicialista -que es candidato del randazzismo en la provincia-, Diego Bossio, vice de esa bancada y el riojano Luis Beder Herrera, promotor de la candidatura de Carlos Menem como senador en esa provincia.

No hubo, en este primer round, figuras K ni representantes del Frente Renovador de Sergio Massa, con quienes hay buen diálogo y seguramente, dicen en el Congreso, habrá puntos de acuerdo.

“Vamos a sumar a todos los que estén de acuerdo en discutir el presupuesto y, si se logran correcciones y mejoras, aprobarlo”, dijo a Clarin un legislador.

La agenda, única pero poderosa, fue la discusión del presupuesto 2018 que empezó a caminar en el Congreso y que será, postelecciones, el tema más picante entre el oficialismo y la oposición. Aunque será sin la nueva composición legislativa, el resultado electoral marcará el pulso de ese asunto.

Simple: un Macri envalentonado por un triunfo importante podría volverse más rígido a la hora de hacer concesiones.

La reunión aparece cruzada por varias tensiones. La más reciente, y áspera, fue la advertencia de Pichetto sobre que Cristina Kirchner no integrará el bloque del PJ sino que deberá armar su propia bancada. Eso responde, como contó Clarín, a una lógica que no es exclusiva del senador rionegrino sino que este “blanquea” en público lo que la mayoría de los gobernadores acordó en privado: que a partir de diciembre, haya bloques que respondan a la liga de gobernadores.

Eso va atado a la posibilidad de confluir con el massismo aunque, hasta acá, parece más probable un “interbloque” que una fusión convencional entre los distintos espacios.

Esas bancadas del PJ liguista podrían “debutar”, siquiera informalmente, en la discusión del presupuesto porque en estas semanas se resolverá asuntos tórridos para las cuentas provinciales. Por ejemplo, lo que ocurrirá con el impuesto al Cheque -del que reciben un porcentaje-, qué fondos destinará el gobierno a cubrir los déficit previsionales de las provincias o demandas específicas como la de La Rioja que insiste con una compensación por la baja que sufrió, hace años, en la coparticipación.

Casas en la reunión de esta tarde planteó ese tema justamente. Alperovich, como representante de Tucumán, también tiene su demanda que ya anticipó el gobernador Juan Manzur para reclamar que destinen más recursos a esa provincia porque es, dijo el mandatario, de las más perjudicadas.

Así y todo, aunque no hubo legisladores K, los cumbristas de esta tarde no cierran la puerta a que se incorporen en futuras conversaciones. El desafío, admiten en el PJ, es si se logran superar los chispazos intensos entre Pichetto y el kirchnerismo.

No hubo, tampoco, delegados de Sergio Massa que también serán invitados en próximos encuentros. “Es el primer paso para que después de las elecciones todo el peronismo, o la mayor parte del peronismo, negocie junto”, confió a Clarín un participante de la reunión.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: