Celebran los 150 años del natalicio de Mons. Abel Bazán y Bustos

El obispado de La Rioja celebra a un destacado riojano, monseñor Abel Bazán y Bustos, cuarto obispo de Paraná (Entre Ríos), de quien hoy se conmemoran 150 años de su nacimiento en el pueblo riojano de Tama. Con este motivo habrá una serie de actos conmemorativos, entre los cuales el descubrimiento de un busto de monseñor Bazán en la plaza principal de Tama y una misa presidida por monseñor Marcelo Colombo, obispo de La Rioja.

Los actos conmemorativos comenzaron a las 8 con el izamiento de banderas en la plaza principal de Tama. A las 9.30 la profesora Norma Fernández Doux, de Paraná, pronunció en el Concejo Deliberante de Tama una disertación titulada: “Seis vueltas alrededor de la vida de monseñor Abel Bazán y Bustos”.

A las 17 en el colegio de Tama habrá un acto protocolar que comprenderá el descubrimiento de un busto conmemorativo, la entonación de himnos, palabras alusivas y colocación de ofrendas florales y placas.

Por último, a las 19, el obispo de La Rioja, monseñor Marcelo Colombo, presidirá una misa solemne en el templo parroquial Nuestra Señora del Rosario, de Tampa.

Primeros años

Monseñor Abel Bazán y Bustos nació en Tama, pueblo de La Rioja, el 28 de agosto de 1867. Tras su educación primaria, realizó sus estudios y formación sacerdotales en el Seminario Conciliar de Córdoba con Fray Mamerto Esquiú, y los completó en Roma en el Colegio Pío Latinoamericano y en la Universidad Gregoriana, donde se doctoró en Filosofía y Teología. En 1893 fue ordenado sacerdote y de regreso a la Argentina sus primeros campos donde ejerció su ministerio sacerdotal fueron el Seminario de Córdoba y la provincia de La Rioja que formaba parte de la diócesis de Córdoba.

Vicario Foráneo de La Rioja

En 1899 el presbítero Abel Bazán y Bustos es nombrado vicario foráneo de La Rioja, dedicando su tiempo a la construcción y habilitación de la nueva iglesia catedral. Fue inspirador de la aureolización de la imagen de San Nicolás por el papa san Pío X.

Obispo de Paraná

El 7 de febrero de 1910 el papa san Pío X lo eligió obispo de Paraná. Recibió la consagración episcopal el 8 de mayo y el 15 tomó posesión de la sede. Su lema episcopal fue “Erat subditus illis” (estaba sujeto a ellos), una frase tomada del Evangelio de Lucas referido a la infancia de Jesús: “Él regresó con sus padres a Nazaret y vivía sujeto a ellos”. Según el historiador Hugo Quevedo, el periodismo interpretó el lema como que “nos revela un amigo de la clase obrera y de los estudios sociales”.

Fue presidente de la cooperativa “La Clerical”, fundada en 1921, dedicada a “fomentar entre sus socios la ayuda mutua y la defensa solidaria de sus intereses morales y materiales; estimular el ahorro; abaratar la vida; proporcionar crédito a sus socios; organizar entre dichos socios el seguro de vida y el vitalicio”, según escribió el investigador en temas cooperativos Ricardo Bazán.

Palabras de Mons. Marcelo Colombo

En el acto de homenaje, el obispo de La Rioja, monseñor Marcelo Colombo, dijo que “monseñor Bazán y Bustos no se desconectó del necesario compromiso social de un pastor atento a los signos de los tiempos. Formado al influjo de los sustanciales aportes de la Rerum Novarum, la encíclica social del papa León XIII, en sus años de obispo de Paraná lo veremos defendiendo la vigencia del aporte cristiano al servicio del bien común, promoviendo la construcción de viviendas populares y el nacimiento de círculos de obreros católicos. Era un hombre que conocía mucho de arte, de literatura, de sociología y tuvo una enorme preocupación social que le mereció ser reconocido como ‘el obispo social’, como siempre lo recuerda la profesora Norma Fernández Doux.

Obras literarias

Viajó por Europa, Egipto y Polinesia, viajes que lo llevaron a escribir su libro “Aromas de Oriente”, prologado luego por Joaquín Víctor González. Se publicaron además sus obras “Vida de San Nicolás de Bari y Apuntes Históricos sobre su milagrosa imagen que se venera en La Rioja (1907)”, “Nociones de historia eclesiástica argentina” (publicada en 1915), “Arte” y otras.

El 14 de diciembre de 1909 monseñor Bazán y Bustos cede a favor de las autoridades eclesiásticas los derechos de autor sobre la obra: “Conste por la presente que como autor de la vida de San Nicolás de Bari y Apuntes Históricos sobre su milagrosa imagen que se venera en esta ciudad de La Rioja, cedo a favor del Santuario de San Nicolás todos los derechos literarios que me pertenecen para que la autoridad eclesiástica disponga de ellos, proceda a las reimpresiones, perciba las entradas, sin que yo ni mis herederos tengan intervención alguna”.

Fue un gran pintor que trabajó incansablemente para la organización de una sala con valiosísimos cuadros en el palacio episcopal de Paraná.

Fallecimiento

En 1926 monseñor Abel Bazán y Bustos se encontraba en Buenos Aires, en calidad de presidente de la comisión que debía trasladarse a Chile a fin de repatriar los restos del prócer Pedro Ignacio de Castro Barros, cuando lo sorprendió la muerte el día 25 de abril.



Categorías:Sociedad

A %d blogueros les gusta esto: