En Gobierno buscan despegarse del fallo que inhabilitó a Menem y dudan que los beneficie

ByNlnXhXZ_930x525

 

A los 87 años, Carlos Menem protagonizó el que se perfila como su último episodio electoral. Este domingo, su rostro y su nombre estarán en los 901 cuartos oscuros de La Rioja aunque el ex presidente, multiprocesado y condenado pero en libertad, no será candidato. La Cámara Electoral bloqueó la aventura de Menem de bracear por un tercer mandato como senador. Pero las papeletas del Frente Justicialista Riojano ya están impresas con su imagen y la Justicia autorizó que se usen en las PASO.

Menem se enteró del fallo ayer en su casa ubicada en la zona del golf de La Rioja capital. Estaba, según supo Clarín, con su hija Zulema, su nieto y su histórico secretario, Ramón Hernández. Habló con el gobernador Sergio Casas y con Luis Beder Herrera, ex mandatario.

Herrera, diputado y jefe del peronismo riojano, fue el promotor de la candidatura. El ex presidente es, al margen de Casas, la figura más taquillera del planeta PJ. Un sondeo que circuló el fin de semana le atribuyó 36% de intención de votos, 15 puntos arriba de Julio Martínez, que encabeza la boleta de Cambiemos.

Martínez, radical y ex ministro de Mauricio Macri, trató de gambetear las esquirlas del pulseo judicial en torno a la postulación de Menem. Hubo varias impugnaciones pero sólo dos llegaron a la “corte” electoral, la CNE: una de Leonel Acosta, dirigente de la izquierda, y otra de Marcela Crabbe, parlasuriana de Cambiemos, dirigente alguna vez ligada a Herrera que ahora se mueve con autonomía. La acción de Crabbe no contó, dicen en La Rioja, con el impulso de Martínez. El ex ministro, zambullido en la campaña, dijo todo el tiempo que quería enfrentar a Menem. Judicializar su candidatura podría jugarle en contra. Puertas adentro de la provincia, el ex presidente mantiene cierto nivel de respaldo.

La vicepresidenta Gabriela Michetti pisó ayer La Rioja y se topó con ese fenómeno: escuchó reproches por el fallo contra Menem. Las quejas que desde el Senado lanzaron Casas y Beder contra el gobierno alimentan esa tesis. En Casa Rosada anoche miraban el caso Menem casi con desinterés. No hubo, aseguró una fuente PRO, gestiones para bloquear la postulación del ex presidente que como senador votó en casi todos los temas junto a Cambiemos.

“No vemos impacto ni político ni electoral: en La Rioja está muy claro que el peronismo es Beder”, le dijo a Clarín un funcionario macrista. En Gobierno se despegaron del fallo de la Cámara Electoral con quien, incluso, la relación es “bastante tensa”.

En La Rioja, en tanto, anoche preparaban el acto convocado para esta tarde por el PJ riojano “en defensa” de Menem. El bloque Beder-Casas decidió jugar el fallo como una “proscripción” donde está la mano de macrismo.

Por eso, hasta la primaria de este domingo, Menem será la figura central de la campaña del PJ riojano. El show de hoy en el centro de la capital riojana tendrá ese propósito, mantener visible a Menem, el candidato que figura en la boleta pero que en lo formal no compite.

En su fallo, la CNE ordenó hacer el corrimiento de candidatos por lo cual Florencia López, la joven intendente del departamento de Arauco, cuya capital es Aimogasta.

Con el desplazamiento de postulantes, también entra en el dúo de senadores titulares Ricardo Guerra, que es ministro de Hacienda de La Rioja desde hace una década.

En las horas previas al cierre de listas, se exploró la alternativa de que el gobernador Casas vaya como senador suplente. Al final, ese lugar lo ocupó Guerra, que fue ministro con Beder y siguió con el actual mandatario.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: