Buenos Aires sale al cruce de gobernadores peronistas, a la espera del fallo de la Corte

DGY6xY_XcAA1Rb5

 

La provincia de Buenos Aires salió a contratacar ante la ofensiva de los gobernadores de la oposición, que se moverán en conjunto para evitar que la Corte Suprema decida a favor de la provincia que gobierna María Eugenia Vidal sobre una modificación en el reparto del Fondo del Conurbano. Ayer desde el Ejecutivo bonaerense contestaron que mientras en Buenos Aires cada habitante recibe 40 pesos por año en concepto de reparto del Fondo del Conurbano, el resto de los habitantes de las provincias cada habitante recibe 4.000 pesos en promedio. Según cálculos privados, si las provincias perdieran la totalidad de los recursos que reciben de este fondo, estarían resignando en promedio un 9 por ciento del total de coparticipación recibida.

La semana pasada los gobernadores peronistas manifestaron que se presentarán en conjunto ante la Corte Suprema, que en el marco de una demanda bonaerense los citó para que defiendan su tajada del reparto general del Fondo del Conurbano, que si bien fue creado para compensar a la provincia de Buenos Aires, al tener un techo nominal (650 millones de pesos para esa provincia y el resto a repartir entre el resto de las jurisdicciones) actualmente la provincia recibe una parte ínfima del total.

El ministro de Economía bonaerense Hernán Lacunza salió ayer a denunciar una “discriminación fiscal” al afirmar que Buenos Aires contribuye con el 36,8% del producto bruto geográfico y el 37,4% de la recaudación pero recibe el 18,1%, contra otros casos como Santa Fe, que recauda 8,5% y recibe 8,6%; Córdoba con 7,9% y 8,5%; o Mendoza con 3,5% y 4%, entre las provincias de mayor actividad económica.

Para el resto de las provincias, un cambio en el reparto del Fondo del Conurbano tendrá impacto en sus cuentas fiscales. De acuerdo a las estimaciones de Iaraf, este año el fondo en cuestión constituirá el 9% de los recursos de la Nación que recibirán las otras 22 provincias (la Ciudad no forma parte de ese reparto). Si un fallo de la Corte le diera la razón a Buenos Aires y ordenara modificar el régimen, la eliminación del techo nominal y el reparto de todo ese dinero con los coeficientes generales de la coparticipación, por ejemplo, tendría un impacto negativo de 16.000 millones de pesos para el conjunto de las provincias, mientras el mismo monto sería positivo para Buenos Aires.

Según los datos que difundió la gobernación de Vidal, mientras un ciudadano bonaerense recibe 6.007 pesos al año por coparticipación efectiva per cápita, otro de Santiago del Estero recibe 23.469: el de La Pampa 28.189; el de La Rioja 28.995 y el de Tierra del Fuego 41.984. Y que por concepto de Fondo del Conurbano, un bonaerense recibe 40 pesos por año y un argentino del resto del país unos 4.000 pesos promedio.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: