Denuncian que pescadores riojanos está depredando un dique de Tucumán

“Cuando observé lo que habían hecho no aguanté más. Fui hasta la comisaría de El Mollar y realicé la denuncia. No puede ser que vengan con tanta liviandad y destruyan nuestros recursos, como los que existen en La Angostura”, aseguró enfurecido Luis Lucentino. Su enojo se justifica: el último fin de semana se topó con un grupo de riojanos que habían capturado más de 500 pejerreyes, cuando lo permitido es 20 por persona y por jornada. “No aguanté más. Estoy cansado de ese tipo de matanzas”, señaló.

Vecino de El Mollar y pescador de alma, se presentó en la comisaría del pueblo. Según consta en el parte, acusó a pescadores de La Rioja y de Catamarca de cometer ese ataque ecológico. “Es increíble lo que está pasando en La Angostura. Vienen en grupos, sacan lo que más pueden y se van como si nada, sin que nadie los controle y, mucho menos, que los sancione por el daño que están haciendo”, destacó en una charla con LA GACETA.

Lucentino, en la presentación que hizo ante las autoridades, señaló que sólo se controla a los pescadores cuando ingresan y no cuando salen después de haber provocado el daño. “Es increíble lo que está pasando. Todos los fines de semana pasa lo mismo y nadie hace nada. Es más, en el lago hay un puesto de la Policía Lacustre que no hace nada. Los catamarqueños y riojanos pagan permisos provisorios y se llevan todo. Uno, que respeta los límites y que paga el permiso anual, tiene que sufrir con los depredadores”, destacó.

El denunciante, después de presentarse ante la Policía, se reunió con los integrantes del Club de Pesca y Náutica de Concepción. “Tiene toda la razón del mundo. Nos comprometimos a acompañarlo para que esto no vuelva a ocurrir. Desde hace mucho tiempo que se presentan este tipo de casos. Por experiencia, sabemos que obtener semejante cantidad de capturas no se concreta con cañas, sino con redes. Sospechamos que cuando oscurece ellos arrojan los trasmallos y los recogen por la mañana”, comentó Gustavo Figueroa, presidente de la entidad.

A todo o nada
El dirigente y Lucentino confirmaron que continuarán con la denuncia hasta las últimas consecuencias. “Vamos a exigir a la Justicia que intervenga. También nos comunicaremos con el Defensor del Pueblo y las autoridades del Gobierno para que pongan punto final a esta situación. Y queremos dejar en claro que nos preocupa la inacción de la Policía Lacustre. Ellos deben custodiar el lago”, comentaron.

Figueroa pidió a las autoridades que se encarguen del tema. “El Mollar es un pueblo que vive de los pescadores. Los deportistas compran en los almacenes de la villa, utilizan los servicios que se ofrecen para realizar la actividad, se alojan en los hoteles y hasta contratan a las personas que se encargan de limpiar los pescados. Es mucho el movimiento económico que genera la actividad”, destacó.

Lucentino, por su parte, dijo que desde Recursos Naturales y la Defensoría del Pueblo también se mostraron preocupados por este problema. “Nos dijeron que harán todo lo que esté a su alcance para poner punto final a la matanza que se está produciendo. Espero que cumplan”, concluyó.



Categorías:Sociedad

A %d blogueros les gusta esto: