Abren un sumario por gastos millonarios de una fundación del Ejército

El ministro de Defensa saliente, Julio Martínez, ordenó abrir un sumario interno para determinar si hay elementos para luego formular una denuncia penal en base a una auditoría sobre los pagos de la Fundación Sanidad del Ejército Argentino (Fusea) y que detectó irregularidades en esta institución.

Consultado por Clarín, Martínez dijo que “la auditoría la ordené yo mismo y en base al resultado del sumario que se hará sobre quien corresponda, luego se decidirá si corresponde una denuncia penal”. Recordó que ya hay una causa penal abierta por irregularidades en la compra de remedios oncológicos por parte de Fusea durante la gestión del polémico ex jefe del Ejército César Milani en el juzgado de Julián Ercolini.

La auditoría revela irregularidades en el manejo de parte de los “150 millones de pesos” que la Fusea administra en forma anual.

Las irregularidades abarcan el período en que Milani fue jefe del Ejército, entre julio del 2013 y junio del 2014, su sucesor Ricardo Cundón y del actual titular del arma, general Diego Suñer. Milani actualmente está preso por haber detenido ilegalmente a militantes políticos en La Rioja durante la dictadura e investigado por la desaparición del soldado Agapito Ledo.

En la práctica, el representante del jefe del Ejército es el primer vocal de Fusea, que busca fondos para mantener el hospital militar y otras instituciones sanitarias del arma en buena parte del país. Actualmente, el primer vocal es el general Joaquín Estrada. El resto de las autoridades de la Fusea son generalmente militares retirados, contó una fuente militar. Fusea fue creada en los noventa y por ser una fundación tiene menos controles internos que el Ejército.

La intención de Martínez es abrir el sumario antes de que el lunes sea reemplazado por el ex ministro de Comunicaciones Oscar Aguad y empiece su campaña como precandidato a senador por la UCR en La Rioja.

El informe realizado por la Auditoría Interna de Defensa fue entregado en junio al ministro Martínez quien puso a un equipo de abogados a estudiarla para decidir qué hacer con ella. El equipo ya encontró “incongruencias” en los balances del período analizado como por ejemplo que la Fusea “no entregó” sus balances a la Inspección General de Justicia (IGJ), tal como establece la ley. Suñer negó que la Fusea haya omitido ese paso durante su gestión de un año y medio al frente del Ejército En una entrevista telefónica con Clarín, el general Suñer recordó que a principios del 2016 “ordené una revisión de toda el área de Salud del Ejército” y cree un equipo de especialistas, conociendo que Fusea había sido antes manejada con laxitud. La auditoría ordenada por Martínez encontró “32 hallazgos que respondimos en su totalidad”, afirmó.

El punto clave es que para la Auditoría Interna, Fusea debía pagar “en efectivo” una parte del canón por cobrar por servicios en el hospital militar central y otras dependencias y no solo “con servicios y bienes”. Esa forma de calcular el pago del canon “daba una diferencia de aproximadamente un millón de pesos por mes y en mi gestión ya quedó subsanada”. “Entonces, desde este año, se subsanó esta diferencia de interpretación técnica administrativa pagando una parte del canón en efectivo”, remarcó Suñer.

Al margen de esta auditoría, hay otra causa penal por una mesa de dinero de la que participaba el financista Pablo Pildaín que trabajaba con la Contaduría General del Ejército. La investigación, en la que se encontraron también facturas truchas, la tiene el juez federal Marcelo Martínez De Georgi.

Por otra parte, hoy se realizará la tradicional cena de camaradería de las fuerzas armadas a la que asistirá el presidente Mauricio Macri y en la que seguramente tendrá en su mesa a Martínez y al ministro de Defensa entrante.



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: