Organizaciones ambientalistas reclaman por una ley de humedales

Más de un centenar de organizaciones ambientales y expertos de todo el país insistieron en su pedido para que el Congreso de la Nación dé tratamiento urgente a la ley de humedales, la “obra más postergada” para combatir las inundaciones que azotan cada vez con mayor frecuencia a buena parte del centro del país.

“Una vez más, la obra más postergada es la ley de humedales, que corre serio riesgo de volver a ser frenada en Diputados a pesar de que hoy ya está clarísimo que cualquier daño ambiental es un crimen social y económico que perjudica a la economía del país”, explicó Franco Segesso, del Observatorio de Humedales Delta de la provincia de Buenos Aires.

El proyecto, que apunta a la protección de esas áreas que representan casi un cuarto del territorio nacional, cuenta con media sanción del Senado pero es volteada sistemáticamente en la Cámara baja por el lobby que ejercen poderosos sectores económicos como el agropecuario y el inmobiliario, según explicaron los ambientalistas.

En su argumento, las organizaciones (entre las cuáles aparecen el grupo de autoconvocados El Paraná No Se Toca y el Taller Ecologista de Rosario) sostienen que no solamente la ley no es restrictiva para el desarrollo productivo, sino que por el contrario ayudaría a mitigar el efecto de las inundaciones en amplias regiones de la Argentina gracias a los servicios ecosistémicos que albergan los humedales.

“Las inundaciones registradas en los últimos meses en varias provincias ameritan que la Cámara de Diputados de la Nación someta a discusión este proyecto a la brevedad, para de esta forma dar una solución estructural al indebido uso del suelo en zonas que debieran ser protegidas, no sólo por la riqueza de su biodiversidad sino también por los servicios ambientales que prestan”, expresa el comunicado consensuado por académicos y organizaciones, que recordaron que el proyecto lleva más de cinco años de debate en el Congreso nacional, donde perdió estado parlamentario en 2015.

“No hubo quórum en la comisión de Asuntos Marítimos sobre todo por la ausencia del bloque de Cambiemos”, explicó Segesso, quien agregó que “los mismos lobbistas de siempre” son los que volvieron a aparecer para tumbar la ley.

El año electoral ha reducido al mínimo la cantidad de sesiones legislativas, ya que los partidos están más concentrados en la pelea electoral que en el trabajo representativo que les fue asignado por el voto. Sólo habrá dos sesiones hasta octubre, el mes de las elecciones. Teniendo en cuenta que recién en diciembre asumirán los nuevos diputados, y que el año legislativo comienza en marzo, en los próximos 9 meses el Congreso apenas trabajará.

Ante esto, las organizaciones recordaron que las inundaciones recientes —asociadas a fenómenos climáticos como El Niño y el cambio climático— “obligan a establecer de manera urgente políticas públicas en defensa de los humedales, ecosistemas clave para la amortiguación y esponjamiento de las zonas inundables y valles de inundación natural de los ríos y arroyos que surcan la región pampeana”.

Historia

El proyecto es fruto del consenso entre dos iniciativas representadas por los senadores nacionales Fernando Solanas, Magdalena Odarda y Jaime Linares y Teresita Luna, Elizabeth Kunath, Sandra Giménez y Ruperto Godoy, debatidas a lo largo de 12 reuniones y dos audiencias públicas de las que participaron especialistas de universidades nacionales, investigadores, representantes de instituciones gubernamentales y movimientos sociales.

Como resultado de este recorrido el 20 de septiembre pasado el proyecto obtuvo dictamen favorable con la firma de 16 senadores de las dos comisiones intervinientes (Ambiente y Desarrollo Sustentable y Agricultura, Ganadería y Pesca) y representación de todos los bloques parlamentarios, para obtener media sanción el 30 de noviembre.

“El Congreso tiene la posibilidad de aprobar una ley clave para establecer los presupuestos mínimos de protección de los humedales y diseñar políticas públicas en este sentido. En sus manos dejamos la posibilidad de que nuestro país cuente con una norma que proteja los humedales y permita un ordenamiento adecuando de estas zonas”, añade el comunicado.

Según un informe reciente, de los 22 sitios Ramsar de la Argentina (humedales calificados como de importancia internacional) 14 están en conflicto por acción de intereses inmobiliarios, agropecuarios o mineros.

“Al haber humedales en el 23 por ciento del territorio nacional y ser tan disímiles en sus formas, aparecen conflictos con el agro, la minería y el sector inmobiliario, todos sectores muy poderosos que son los que frenan esto”, mencionó Segesso.



Categorías:Sociedad

A %d blogueros les gusta esto: