Los secretos del Parque Nacional Talampaya, la gran joya de La Rioja

Declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000, el Parque Nacional Talampaya es uno de los orgullos de la provincia de La Rioja, y convoca a decenas de miles de turistas que año a año van a conocer su majestuosidad.

Como todos los años, estas vacaciones de invierno miles de visitantes, argentinos y extranjeros se acercarán hasta allí para conocer uno de los sitios más fascinantes que tiene el país. A continuación, algunos aspectos a tener en cuenta y consejos para no perderse nada de los atractivos del oeste riojano.

El Parque Nacional Talampaya está ubicado en el oeste de la provincia de La Rioja, más precisamente en el Departamento General Felipe Varela; y para visitarlo, lo mejor será hacer base en su cabecera, la ciudad de Villa Unión del Talampaya.

Guía práctica para visitar el Parque Nacional Talampaya

Declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000, el Parque Nacional Talampaya es uno de los orgullos de la provincia de La Rioja
Declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000, el Parque Nacional Talampaya es uno de los orgullos de la provincia de La Rioja

En primer lugar, hay que destacar que hay dos formas de ingresar al Parque, con excursiones distintas en cada caso: la primera es la más conocida –Base Cóndor-, a través de la que se hacen las famosas visitas al Cañón y a las “figuras” emblemáticas que la naturaleza parece haber tallado, como El Monje o La Chimenea. A este acceso se puede llegar por cuenta propia –está claramente indicado en la Ruta N°76, y a solo 60 kilómetros de Villa Unión- o bien contratando la excursión completa desde la ciudad en las muchas agencias habilitadas que la ofrecen.

 

Una vez abonada la entrada al Parque (120 pesos para residentes argentinos; 60 pesos los niños y sin costo para jubilados, menores de 5 años o personas con discapacidad), se puede recorrer por cuenta propia, aunque es recomendable ir con guía y contratar alguna excursión para adentrarse aún más en la naturaleza del parque y sus misterios.

Otra forma de conocer el Parque, recomendada para los amantes de los recorridos a pie y del contacto con la naturaleza y la paz, es el que ofrece la Asociación Civil de Guías del Parque Nacional Talampaya que ofrece trekking y mountain bike por el Cañón, el Gran Mirador y por la Quebrada Don Eduardo, con valores que van de los $400 a los $600, dependiendo de la duración.

Algunos aspectos a tener en cuenta y consejos para no perderse nada de los atractivos del oeste riojano
Algunos aspectos a tener en cuenta y consejos para no perderse nada de los atractivos del oeste riojano

Finalmente, y solo para quienes tengan el privilegio de coincidir con el plenilunio (dos días antes y durante y dos días después de la luna llena), en determinadas fechas se realizan excursiones nocturnas por el Cañón de Talampaya, una experiencia única que no debe perderse.

 

¿Cómo llegar a Villa Unión?

En avión: ir desde San Juan o a La Rioja es prácticamente lo mismo, ya que la distancia hasta Villa Unión es similar en cualquiera de los casos. Desde el aeropuerto, se puede llegar con algún servicio de transporte público –desde La Rioja hay mayor frecuencia- o bien contratar algún servicio de pick up con cualquiera de las muchas agencias de Villa Unión que prestan el servicio. El trayecto es de unos 300 kilómetros, y si se hace desde la ciudad de La Rioja se pasa por la Cuesta del Miranda, una ruta que deslumbra con sus subidas, bajadas y curvas, pero sobre todo por los colores de los cerros y montañas que hacen del paisaje un verdadero deleite.

 

Por tierra: llegar es bastante sencillo, ya que las rutas están en muy buen estado. Solo habrá que ver cuál es la mejor, dependiendo de la provincia de origen, para conectar con la Ruta N°76, que es sobre la cual se encuentra Villa Unión.

En avión: ir desde San Juan o a La Rioja es prácticamente lo mismo, ya que la distancia hasta Villa Unión es similar en cualquiera de los casos
En avión: ir desde San Juan o a La Rioja es prácticamente lo mismo, ya que la distancia hasta Villa Unión es similar en cualquiera de los casos

En la ciudad hay alojamientos de todo tipo. Los más exigentes podrán hospedarse en uno de los dos hoteles 4 estrellas que hay: el Pircas Negras o el Cañón del Talampaya, con valores que rondan los $1800 por una habitación doble. Además hay muchas opciones de cabañas, hoteles y alojamientos con distintos niveles de precios y confort, la gran mayoría de ellos con buena atención y los servicios necesarios para pasar unos días muy agradables.

 

No es caro comer y la gastronomía es uno de los puntos más atractivos de la provincia en general: bifes a la riojana, empanadas, chivito, asados, locros, y cayotes con nuez son las especialidades que se consiguen a buen precio en prácticamente todos los locales gastronómicos. Hay mucha oferta.

 

Otro acceso, distintas atracciones

 

Ciudad Perdida y Cañón Arco Iris: tal vez no sean excursiones tan famosas como las anteriores, pero sin dudas son igual de recomendables. Para realizarlas hay que ir unos kilómetros más lejos, son unos 73 para ser precisos si se sale desde Villa Unión, todo por RN 76. Allí se encuentra el Área de Servicios Cañón Arco Iris (Base Águila), desde la cual salen las excursiones con vehículos por Circuitos fascinantes, como Ciudad Perdida y Cañón Arco Iris que realiza la gente de la Cooperativa Transporte Limitada Talampaya y dura unas 4 horas aproximadamente.

Muchos turistas se acercan hasta Villa Unión para conocer el Parque Nacional Talampaya y después se van hacia otros lugares
Muchos turistas se acercan hasta Villa Unión para conocer el Parque Nacional Talampaya y después se van hacia otros lugares

 

¿Qué más hay para ver y hacer en la zona?

Muchos turistas se acercan hasta Villa Unión para conocer el Parque Nacional Talampaya y después se van hacia otros lugares. Se recomienda quedarse unos días haciendo base en la ciudad y moviéndose desde allí para realizar excursiones inolvidables (Corona del Inca, Laguna Brava, Vallecito Encantado o Cañón del Triásico, por mencionar algunas), o visitar pueblos hermosos y no tan famosos, como Guandacol, Aicuña, Los Palacios, Pagancillo o Banda Florida, en los cuales se pueden hacer muchas actividades, detenerse a conversar con la gente –de lo más cálida y amable, ya que aún conservan los aires de pueblo- y recorrer y explorar algunos de los lugares más bellos que tiene la provincia de La Rioja.



Categorías:Sociedad

A %d blogueros les gusta esto: