Avanza la causa sobre la muerte de Carlos Menem hijo

El juez federal de San Nicolás Carlos Villafuerte Ruzo resaltó hoy la “total prolijidad” y “profesionalismo” con los que se realizó la exhumación de los restos de Carlos Menem hijo y aseguró que la pericia, en la que se descartaron lesiones por proyectil, representa un “avance significativo” en la causa sobre el deceso del joven.

Los restos del hijo del ex presidente Carlos Menem, que murió en 1995 al caer el helicóptero que piloteaba en cercanías de la ciudad bonaerense de Ramallo, fueron exhumados el miércoles en el cementerio islámico de La Tablada para determinar si fueron cambiados para encubrir un supuesto asesinato.

En declaraciones a radio Splendid, el magistrado dijo que resta aguardar los “resultados de los estudios de ADN de las muestras que se obtuvieron el miércoles después de la exhumación” que se cotejaran con las muestras recolectadas durante “la apertura de las cajas que contenían restos óseos de la autopsia efectuada en julio de 1996”.

“Todo ha salido con total prolijidad, con un altísimo profesionalismo de parte de todos los peritos del Cuerpo Médico Forense y el Equipo Argentino de Antropología Forense”, destacó el juez que encabezó las diligencias. 

Villafuerte Ruzo había archivado el expediente por considerar que Menem hijo murió en un accidente aéreo pero su madre, Zulema Yoma, que cree que los restos fueron cambiados para encubrir supuestos balazos, recurrió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en 2012 resolvió que debía realizarse una nuevo estudio de ADN.

“Esta pericia indudablemente es un avance significativo para la causa. Los peritos de parte, que fueron como observadores en esta dirigencia, pudieron tener a la vista y en sus manos los distintos restos óseos que han sido mencionados por los querellantes como que tenían algún tipo de lesión proveniente de un proyectil. Eso queda descartado totalmente”, remarcó. 

Además, confirmó que se pudo “corroborar” la “correspondencia de distintas partes del cuerpo”, por lo que reiteró la importancia del “avance” que representa la pericia en el marco de la causa.

“A priori queda descartado algunas hipótesis que han sostenido algunas de las parte”, insistió el magistrado y aseguró que se “descartaron algunos cuestionamientos que se hicieron por largo tiempo”. 

Sobre las muestras recolectadas el miércoles, explicó que una fue “remitida a un laboratorio especializado en la materia de la UBA (Universidad de Buenos Aires), otra por el titular del laboratorio del Equipo Argentino en Córdoba” y la tercera “quedó reservada con resguardo en el Cuerpo Médico Forense”.

El hijo de Menem murió el 15 de marzo de 1995 al caer el helicóptero que piloteaba a metros de la ruta 9, en jurisdicción del partido bonaerense de Ramallo, junto a su acompañante, el piloto automovilístico Silvio Oltra, con quien se dirigía a una carrera de TC 2000 en Rosario. Yoma siempre sostuvo que el siniestro aéreo en el que murió su hijo fue un “atentado” e incluso asegura que el cadáver fue profanado y sospecha que el cráneo pertenece a otra persona.

Inicialmente el ex presidente Menem rechazó la teoría de su esposa pero en los últimos años cambió de opinión hasta que en una declaración judicial ante Villafuerte Ruzo admitió que a su hijo pudo haberlo asesinado el “terrorismo internacional”. 



Categorías:Política

A %d blogueros les gusta esto: