Preocupa la deuda que tiene Pami con el sistema de salud

El ministro de Salud de la provincia de Catamarca, Ramón Figueroa Castellanos se refirió a la reunión con sus pares del NOA llevada a cabo días atrás en La Rioja, en donde se expuso prioritariamente la deuda del Pami.

En ese sentido, dijo a El Esquiú que ante la imposibilidad que tienen los afiliados de la obra social de atenderse con los prestadores privados, son atendidos en los hospitales públicos, lo cual desfinancia el sistema de salud y ya fue planteado a nivel nacional y con el delegado del Pami local porque la deuda sólo con el hospital San Juan Bautista es de 12 millones de pesos y si se suman las áreas programáticas asciende a 18 millones.

“Nosotros como región NOA tenemos algunos temas que son de permanente análisis, uno de ellos está vinculado a la distribución de las especialidades críticas, la radicación asimétrica que tiene nuestra región en la cobertura de profesionales sobre todo en el interior, eso por un lado, y por otro uno de los temas centrales que se trató fue el nuevo convenio de Pami”, apuntó. 

En esa línea agregó que “un tema es la deuda que tiene Pami con los ministerios de Salud provinciales y otro tema es el nuevo convenio, porque en realidad el nuevo convenio cuando se genera una situación desventajosa para los prestadores muchas veces podría caer en un aumento de las prestaciones en el sector público o en la obra social provincial, porque mucha gente tiene doble cobertura, entonces es un tema que nos preocupa”.

“Ante una prestación deficiente por parte de Pami, el paciente opta por ir al hospital público o si tiene esta doble cobertura de obra social, ir a Osep y en algún momento esto va a colapsar y hacer que se desfinancie el sistema, sólo el hospital San Juan Bautista tiene una deuda al día de hoy superior a los 12 millones, un número preocupante, es decir si se ponen esos 12 millones mejoraría rápidamente las condiciones. Y tenemos entre el resto de las áreas programáticas como 6 millones más, desde hace varios años, esto también hay que decirlo, no es una deuda contraída en la actualidad.”, afirmó. 

Además, señaló que “evidentemente el sistema tiende a desfinanciarse en la medida que las obras sociales por un lado no cumplen y por otro, son deficientes en su nivel de prestación y todo se desvía al sector público de salud y en realidad el sector público de salud, si bien es cierto que tenemos la obligación de atender a todos, pero evidentemente tenemos un universo cautivo propio del sistema público y no de la cobertura social. Cada uno tiene su universo de gente a cubrir, cada uno tiene su financiamiento para ese universo y evidentemente cuando algo de esto no pasa los sistemas se desequilibran y hay algunos pícaros que se quedan con la plata del sistema y hay otros que trabajan el doble para poder subsanar el déficit de la otra parte”. 

Por último, el funcionario aseguró que “nosotros a nuestros adultos mayores no los vamos a dejar sin servicio”. 



Categorías:Sociedad

A %d blogueros les gusta esto: